Si queremos que nuestro sitio web sea fácil de entender para quienes nos visitan, hay un par de “reglas” que deben tomarse en cuenta que no solo permitirán una mejor navegación sino que lograran que el usuario se sienta mucho más cómodo en nuestra web. Aquí los mencionamos:

  • No incluir demasiados enlaces en la barra de navegación: Mientras menos sean, evitaremos que nuestros visitantes se confundan. Lo mejor es mantenerlos en alrededor de 6 o 7 links, y si necesitamos ser más específicos, podemos incluir menús desplegables dentro de los enlaces.

  • Destacar el menú: Esto puede lograrse mediante el uso de color, por ejemplo. Lo importante es que el usuario siempre pueda encontrarlo y que sea legible para él, que tenga un contraste adecuado con respecto al fondo para que sea llamativo y el usuario pueda ubicarse a través de él. Lo ideal es que el menú siempre forme parte de la cabecera de la página.

  • No olvidar los elementos esenciales de un menú: Lo recomendable es incluir la ruta de navegación, para que el usuario pueda ubicarse en la estructura, así como el mapa de nuestra web, por si se quiere tener una visión más general del sitio. Una buena opción es incluir un formulario de búsqueda para que nuestro usuario pueda ubicar más fácilmente lo que busca.

  • Incluir menús activos y estáticos: Los menús activos sumados a la ruta de navegación le permiten al usuario ubicarse fácilmente dentro del sitio web, pues le señalan directamente donde se encuentran. Los menús estáticos son sencillos pero con elementos que impulsan a hacer click en ellos. ¡Prueba cual es el que más te conviene!

Fuente: PSD Fan Extra

Anuncios